Amantes del mundo verde

ƓƦƛƇƖƛƧ ƤƠƦ Լƛ ƔƖƧƖƬƛ:

viernes, 13 de enero de 2012

Encadenado al olvido, en un castillo de arena.


A las nubes, esa noche le apetecía vacilar.
Ellas habitaban el entorno de nuestro satélite, andaban en fila, a veces se distinguía un pequeño fragmento de luna.
La noche era fría, con su temperatura había conseguido empapar todas las calles.
El miraba al mar, y desde su reflejo, a la luna.
No podía mirarla directamente, no podía alzar la vista, no podía permitir emocionarse.
El ya no leía cuentos de fantasía, ni si quiera imaginaba antes de dormir.
No quería recordar los "te quiero". Olvido la ilusión.

Lo confundían con la noche, era frío, oscuro, misterioso, pero inmensamente precioso.
Poca gente hablaba ya de el, pero habitaba en cualquier rincón.

Alguien, en un pequeño rincón, se retorcía de dolor al recordar sus besos, habitando en lagrimas, recuerdos. Le rogaba al cielo murmurando que amaneciera.
Odiaba a su cabeza, a su impulsividad.
Antes eran iguales, ahora ella quería ser como el.

Jamas se volvieron a encontrar.
Cada día, ella preguntaba a la fantasía si el sol había despertado.

Cada noche las nubes seguían cubriendo a la luna.

Ni siquiera ellos lo imaginaban, pero seguían viviendo en la imaginación, en la que ellos crearon.
Las nubes jamas dejarían de pasar, ya que los recuerdos no se pueden olvidar.
El sol nunca despertaría, la noche es muy fuerte y fría.

Jamas volvieron a verse, vuelvo a repetir, jamas volvieron a inventar un cuento con final feliz.
Pero siempre, siempre y siempre estubierón unidos por un mismo corazón.
Nunca, nunca y nunca ninguno de los dos consiguió superar su adicción.

El día que su vida era la muerte, los dos volaron hacía la imaginación. Habían recuperado sus años y un angel les confeso:

Este es vuestro mundo. Os pertenece a los dos. Exactamente a el corazón
Lo habeis cuidado aunque creais que no. No lo habeis abandonado, siempre fue de un mismo color.
Olvidasteis que aquí todo es posible. Aquí las nubes desaparecen y el sol despierta, Aquí no existe la cabeza.Aqui el dia es igual que la noche, aqui comprendereis que no existe el reproxe.

No puedo contaros mas, el angel no sabe el final.
No tiene idea si son amigos, o si se lleban mal. Solo me aseguro que el mundo aun no se callo asi que pase lo que este pasando alli, en la imaginacion, ellos siguen unidos por un mismo corazon.


9 comentarios:

  1. Me ha encantado esta entrada, besoos

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado la entrada, y tu comentario en mi blog. Que sepas que le veo mucho futuro a tu blog, por el estilo, por la frescura, por el talento. El Rincón de la Soberbia te espera siempre que quieras. Muchas Gracias, buena suerte. Marina Viloria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ohh muxas asiias uapa! =)
      no perdere de vista tu blog!

      Eliminar
  3. Qué original! Es una historia realmente bonita, al principio parece que estés hablando de personas y luego resulta que son algo así como el Sol y La Luna. Mucha sgracias por tus comentarios en mi blog, me alegro de que te guste! Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola cariño!!! Muchas gracias por tu ultimo comemnt!!
    Ya tengo nuevo post!! te espero!!!
    nos leemos!
    Besitos;Claire.
    c.o.c.o.

    ResponderEliminar
  5. Raquel... cada vez que leo tu blog me falta mandíbula para abrir la boca. Tienes mucho merito, recuerda, tienes un tesoro en tu pecho como una catedral, unido a tu cabeza; no lo vayas a desperdicias, en serio.
    Si la persona adecuada leyera tu blog serias grande y yo con el pecho a reventar, con la cabeza bien alta y orgullosísimo diría: Esa es Raquel, y tuve el privilegio de conocerla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ohh samu! muchisimas gracias. siempre me sacas los colores. :) un besazo enorme.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar

y aora una firmita para acer constancia de tu visita no?